Cataluña apuesta por las alianzas estratégicas en sanidad para aumentar la cartera de servicios e integrar la atención sociosanitaria y territorial

Jornada sobre alianzas estratégicas en BarcelonaEn 2013, según datos de la Unió Catalana d’Hospitals, había en Cataluña 200 iniciativas de colaboración, el 80% de ellas en Atención Especializada, el 50% era colaboraciones entre el sector público y el privado, el 65% era colaboraciones operativas clínicas y/o asistenciales y el 40% tenía una trayectoria de más de cinco años.

A este respecto, tal y como se ha puesto de manifiesto en el Foro sobre Calidad y Sostenibilidad. Alianzas Estratégicas en Salud, celebrado el pasado 17 de noviembre en Barcelona, en Cataluña existe voluntad para el cambio y una apuesta importante por las alianzas estratégicas en salud como herramienta para aumentar la cartera de servicios y a favor de la integración sociosanitaria y territorial. Los modelos en red en Oncología, Cardiología, Alergia, Urgencias y Pediatría son solo una de las apuestas del departamento de salud en esta línea.

En el Foro, organizado por la Societat Catalana de Gestión Sanitaria (SCGS), la Unió Catalana de d’Hospitals y la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), con la colaboración de la compañía biofarmacéutica AbbVie, se han dado cita directivos de la salud de toda Catalunya, en línea con el hecho de que la cultura organizativa juega un papel clave para que los procesos de transformación de las organizaciones sean exitosos. Pere Vallribera, presidente de la SCGS y secretario general de SEDISA, ha destacado que las alianzas estratégicas “transforman la competencia en cooperación, lo que redunda en beneficio de los servicios que se ofrecen y especialmente en los ciudadanos”. “Cataluña tiene una amplia experiencia en este tipo de alianzas y que ello es una de las líneas prioritarias de estudio de la Sociedad Catalana de Gestión Sanitaria”, apunta.

En cualquier caso, tal y como se ha puesto de manifiesto en el Foro, cualquier alianza estratégica debe ubicar al paciente en el centro. “Las alianzas estratégicas pueden aportar muchísimo en términos de mejorar la eficiencia, la eficacia y la seguridad de los procesos asistenciales a favor de la sostenibilidad, pero sin olvidarnos de que el objetivo principal es la mejora de la calidad asistencial enfocada al usuario”, afirma Joaquín Estévez Lucas, presidente de SEDISA. “Para ello, es fundamental establecer un marco de gestión estratégica, basado en una toma de decisiones compartida y coordinada entre las partes, estableciendo mecanismos de control y seguimiento de los objetivos y acciones diseñados”.

Si bien en Cataluña existen los retos en sanidad que tiene cualquier sistema sanitario, tales como el equilibrio presupuestario, cohesión, cambios demográficos, el aumento de las desigualdades, la revolución digital, las dificultades de sostenibilidad y el empoderamiento de los pacientes, entre otros, tal y como se ha puesto de manifiesto en el Foro, el CatSalut apuesta por establecer ese marco de gestión estratégica, a través de algunas palancas de cambio. Así, la interacción, la implicación, las responsabilidades compartidas, los planes estratégicos territoriales, una mayor participación de los profesionales en las decisiones de planificación, mejores condiciones de los profesionales asistenciales, una mayor implicación de otras administraciones en la co-gobernanza, la reorientación de asignación de los recursos o aplicar sistemas de pago por resultados, son algunas de las herramientas utilizadas para ello.

Contribución para alcanzar los objetivos en salud

Helena Ris, directora general de La Unió Catalana d’Hospitals y vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Catalana de Gestión Sanitaria, destaca que las alianzas estratégicas tienen una vertiente institucional que beneficia a las diferentes instituciones implicadas pero además subraya la vertiente de sistema que contribuye a alcanzar los objetivos del Plan de Salud en aspectos como por ejemplo el terciarismo, la continuidad asistencial o la aproximación de los servicios al territorio, entre otros.

Durante el Foro, se analizó el Informe AMPHOS 2015, estudio que, impulsado por AbbVie y Antares Consulting, guía la puesta en marcha de alianzas estratégicas en el entorno hospitalario. “La gestión, como motor del cambio, es esencial para desarrollar y adaptar las organizaciones sanitarias a un entorno cada vez más dinámico. La implicación de los equipos directivos es imprescindible pero deben estar involucrados también todos los profesionales y traducirse en las acciones diarias. Todos los agentes debemos implicarnos en la gestión eficiente de los recursos, si queremos contribuir a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud”, explica Belén Garbayo, Directora Médica de AbbVie. Estamos hablando, por ejemplo, de inversión de capital y contratos no tradicionales para el desarrollo conjunto de productos y servicios, I+D, o producción y compra pública innovadora. Todo ello con un objetivo claro: la mejora de la atención al paciente, en términos de acceso a los recursos, calidad asistencial y equidad.

Las posibilidades son muy variadas, de forma que las alianzas estratégicas pueden desarrollarse entre organizaciones de titularidad pública, entre organizaciones de titularidad privada o ser de colaboración público-privada. De igual manera, sus ámbitos de actuación también son diversos, y aunque existe la posibilidad de realizar alianzas que afecten al hospital en su conjunto, habitualmente son más específicas y se focalizan en una o varias áreas como el desarrollo del ámbito asistencial, de los servicios clínicos de soporte, de los servicios de soporte no asistenciales, de programas de fomento de la salud, de la investigación,  o de docencia e innovación y de nuevos productos.

Proyectos de alianzas estratégicas en Cataluña

Durante el Foro, se han dado conocer algunos proyectos de alianzas estratégicas realizados en Catalunya, como la alianza en Atención Materno-Infantil entre el Hospital Clínic y el Hospital Sant Joan de Déu d’Esplugues, puesta en marcha con el fin de neutralizar las desventajas que pueden darse en este tipo de atención en un hospital general y uno monográfico, así como crear valor conjuntamente, desarrollar economías de escala y compartir conocimientos. En este sentido, ambos centros comparten la atención en cirugía de la epilepsia, pediátrica, trasplante renal infantil, medicina nuclear, oftalmología, maxilofacial, docencia, anatomía patológica, centro de diagnóstico biomédico e inmunoterapia.

Además, se ha presentado la experiencia del Instituto Catalán de Oncología (ICO) como establecimiento, con 20 años de experiencia, de alianzas territoriales para la atención oncológica, en el marco del peso que tiene el cáncer en Cataluña. Y es que se estima se dan 36.000 nuevos casos de cáncer al año y uno de cada tres catalanes tendrá un cáncer a lo largo de su vida. Se trata de una organización multicéntrica organizada en red. De este trabajo en red, la alianza ha evolucionado a compartir profesionales, decisiones, protocolos, etcétera, con el objetivo de reducir el impacto del cáncer en Catalunya y ser un centro integral del cáncer con reconocimiento internacional.