Adhesión de la SCGS al manifesto para un nuevo modelo de atención de larga estancia y residencial en Cataluña

A young hand touches and holds an old wrinkled hand

La Sociedad Catalana de Gestión Sanitaria se ha adherido al manifiesto Para un debate abierto (y urgente) sobre el nuevo modelo de atención de larga estancia y residencial en Cataluña (en catalán), un posicionamiento conjunt de la Sociedad Catalana de Geriatría y Gerontología, la Federación de Asociaciones de Personas Mayores de Cataluña (FATEC) y la Fundación iSocial, que reclama la necesidad de promover un debate participativo, constructivo y pragmático con todos los actores implicados para mejorar la atención de las personas mayores vulnerables. Según estas organizaciones, la crisis ha hecho aflorar algunos déficits ya existentes en el modelo de atención, de planificación y gestión, de financiación y de gobernanza, especialmente en la atención a las personas con necesidades complejas de atención sociales y sanitarias.

Tras la elaboración de este posicionamiento, sus impulsores han iniciado una campaña de adhesiones, abierta a apoyos individuales, de organizaciones, entidades, empresas y colegios profesionales, a la que también se ha sumado la Sociedad Catalana de Gestión Sanitaria, entendiendo que las propuestas y reflexiones que se plantean encajan perfectamente con algunas de las líneas apuntadas en el documento  Impacto de la pandemia del Covid19 en las organizaciones sanitaries: 25 propuestas de lo que hemos aprendido, presentado recientmente.

En Cataluña, igual que la mayor parte del resto del mundo, la pandemia de COVID-19 ha afectado especialmente a las personas mayores más vulnerables. La mayor parte de la mortalidad por esta patología se ha focalizado en este grupo poblacional, especialmente en el ámbito residencial. A nivel individual, el impacto de la pandemia en estas personas, va más allá de la mortalidad, y ha tenido múltiples repercusiones tanto a nivel físico, como emocional, como social. También ha tenido un gran impacto en sus familiares y entorno cuidador, así como en los profesionales asistenciales. A nivel asistencial, esta crisis ha hecho aflorar algunos déficits preexistentes tanto de modelo de atención, como de planificación y gestión, de financiación y de gobernanza, especialmente en la atención a las personas con necesidades complejas de atención sociales y sanitarias.

Ante esta realidad, el manifiesto, en su introducción, apunta los siguientes puntos clave:

  • Tanto en la evaluación de las causas de la crisis, como en el análisis de la situación actual, así como en las respuestas de futuro, será necesaria una mirada compartida e integradora de las diferentes sensibilidad, miradas, agentes y sectores que requerirá de un debate y de decisiones urgentes, alejados de maximalismos, y necesariamente serenos y abiertos.
  • Cualquier propuesta de futuro debe fundamentarse en los derechos y en las preferencias de las personas mayores sobre cómo quieren vivir su vejez; en coherencia, la atención sanitaria y social debe enfocarse a dar respuesta a la voluntad y las necesidades de estas personas, así como a los resultados que son importantes para ellas.
  • Nos posicionamos como interlocutores especialmente relevantes y sin conflictos de interés en este debate, y nos ponemos a disposición de la administración para promover un debate participativo, constructivo y pragmático con todos los actores implicados.

Accede al manifiesto Para un debate abierto (y urgente) sobre el nuevo modelo de atención de larga estancia y residencial en Cataluña

Accede a la campaña de adhesiones para dar apoyo.